MASAJE AYURVÉDICO

El masaje ayurvédico, se trata de utilizar la terapia antigua de sanación de la India que siempre ha utilizado el masaje como una parte de sus régimen de curación. Desde un punto de vista ayurvédico, hay distintas formas de masaje para diferentes tipos de personas. En ayurveda, esto se conoce como los doshas. Hay tres tipos de dosha: vata, pitta y kapha.

El Ayurveda se basa en la premisa de que la enfermedad es el resultado natural y final de la vida en armonía con nuestro entorno.

En la terapia ayurveda la palabra natural es importante porque se entiende que los síntomas de la enfermedad son la forma normal del cuerpo para comunicar un desequilibrio. Con este entendimiento, el enfoque del ayurveda para la curación se hace obvio: restablecer la armonía entre si mismo y el medio ambiente. Una vez restablecida la armonía, los desequilibrios del cuerpo disminuyen, los síntomas se disipan y se produce la sanación.

Para el Especialista en Ayurveda es necesario comprender la naturaleza del paciente y su totalidad, cuerpo, mente y alma. Solo de esa manera el terapeuta puede ser capaz dar y proponer el mayor cuidado. Por eso, hay que saber las cualidades de la naturaleza, y estás son: ya sea pesado o ligero, frío o caliente, fijo o móvil, agudo o sordo, húmedo o seco, sutil o grave, denso o fluido, blando o duro y turbio o claro. Se entiende que una persona, una enfermedad o un recurso tienen una combinación única de estas cualidades.

El objetivo del terapeuta en tratamientos de ayurveda es de entender muchas de las cualidades, lo más que pueda, acerca de su paciente y su condición.

La duración de cada sesión es de una hora, una hora y media o dos horas.
Precio:
llamar para pedir informaciones.